No, el helio es un gas noble, y por lo tanto, no perjudicial para la salud.